domingo, 14 de diciembre de 2014

SI CAES EN OTOÑO



Si caes en otoño del árbol que sustenta
tus altas ilusiones, tu deber de ser siempre
más alto que la hierba sin llegar a ser nube,
tu soledad vecina de tantas soledades
en una ciudad cualquiera habitada de viento...

Si vas hacia el otoño y ves que en primavera
se desgajan del tronco, apenas verdecidas,
las ramas que debieran soñar también con nidos
y sientes como el llanto cicatriza en los ojos
y el vendaval o el rayo sacan pecho y se alejan
con el dolor cumplido, sembrando de cadáveres
el monte, la alameda, el agua que discurre
hacia el mar y el olvido. Si caes en otoño...

Si pueblan el espacio las aves del recuerdo,
las nubes como nieve perenne en las montañas
que circundan tu mundo oscurecen la tarde,
la lluvia mansamente señorea los aires
mojándote las sienes, los pasos, la memoria.
Si todo lo que fuiste te llega como música
rumorosa de pinos, susurro entre los álamos
rozados por el viento y ese clamor espeso
del roble, las encinas, los cumplidos frutales...

Si el polvo del camino te sazonó hasta el alma
y cuarteó tu frente el sol de los secanos.
Si fuiste parva un día, y tamo, y sementera,
y dejaste en las trochas del monte tus raíces.
Si abonaron tu vida los huesos de los muertos
que antes que tú cayeron y forjaron tu estirpe,
el montaraz legado, la sangre marinera,
la hacienda levantada con sudor y con hambre,
las palabras que callas, repites o entresacas
para que crezca el verso lozano y bien plantado.
Si ya todo lo has dado y te sientes maduro...

Si caes en otoño del árbol sensitivo
cual hoja consumada con la labor cumplida
de ser sombra, ser brisa, de vivir simplemente
sin rencores ni dioses, verás el horizonte,
en ese vuelo último, quebrado por la sangre
vertical, arraigada, sustento de la vida,
te verás a ti mismo vivir en otros hombres,
la nieve coronando las cimas más altivas.
Y el sol, la lluvia, el rayo mantendrán su costumbre
de dar vida, dar muerte entre el viento y el polvo,
el polvo al que ahora caes girando en remolinos.


Finalista VIII CERTAMEN DE POESÍA LUZ DE LUNA


1 comentario:

  1. Esta es la cabal manera de ver la vida, cuando el otoño acecha.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar